PSICOLOGÍA INTEGRATIVA

 

Se valora la Psicología Integrativa, con un enfoque holístico, donde se hace una integración de los diferentes modelos médicos y de adelantos científicos de la medicina y se proponen recomendaciones para mejorar el estilo de vida.

En el desarrollo histórico de la Psicología y la Psi- quiatría han existido diferentes enfoques y escuelas con importantes aportaciones al desarrollo de ambas especialidades, pero cuando hablamos de Psicología Integrativa, pretendemos valorar al hombre de una for- ma holística, aceptando su naturaleza integral como ser físico, psicológico, espiritual y social en estrecho vínculo con su medio social y natural.
La concepción holística integra la medicina como una unidad e insiste en la integración cuerpo-mente, no valora enfoques psicológicos y biológicos por sepa- rado, se valora una visión integral del ser humano, el enfoque integrativo por lo tanto tiene que ser contex- tual y transdisciplinario, ya que considera al hombre como un sistema en estrecha relación con su medio social y natural. Por lo que podemos hablar de una Psicología Holointegrativa, donde el hombre se valora como un sistema dinámico y abierto a un intercambio constante con el medio y puede ante perturbaciones externas y/o fluctuaciones internas, como expresó Ilya

Prigogine en su trabajo sobre las estructuras disipati- vas, dar un salto hacia un reordenamiento de mayor orden y complejidad.
Al valorar la Psicología Integrativa con un enfoque holístico, tratamos de hacer la integración de los prin- cipales aportes de todos los modelos médicos, los de la Psicología y Psiquiatría convencionales, los de la Medicina Tradicional Asiática, los de la Medicina Ayur- védica, el Naturismo Médico y la Homeopatía; de cada uno valoramos los aspectos que tienen plena vigencia en el momento actual, a la luz del desarrollo científico de la Psiquiatría y la Psicología.

Abraham Maslow (1908-1970) describía la historia de la Psicología a lo largo de cuatro grandes fuerzas o movimientos del pensamiento, cada uno de ellos apor- tó elementos importantes al desarrollo de la Psicología contemporánea.
Estos cuatros grandes movimientos estuvieron marcados por la aparición en orden cronológico de la Psicología Experimental, la Psicología Clínica, la

Psicología Humanista y la Psicología Transpersonal, estando integrado cada uno de estos movimientos por numerosas escuelas de Psicología y/o Psicote- rapia.

Un enfoque holístico no sólo contempla los aspec- tos de los movimientos importantes de la psicología, sino que tiene que tener presente los adelantos y el desarrollo alcanzado en las neurociencias, la bioquí- mica, la genética, la psiconeuroinmunoendocrinología, los factores socioculturales y del medio ambiente y los aspectos espirituales de los valores, las creencias, la inteligencia emocional, dentro de un marco ético y donde los aportes de la teoría del pensamiento com- plejo, el contexto, el enfoque dialéctico y transdiscipli- nario, completan el concepto de integralidad, donde siempre hay que valorar la complejidad del ser huma- no que lo hace ser multifacético y a su vez poco pre- decible, o sea, que integremos y construimos una tota- lidad a partir de partes diferentes.
Un modelo integrativo, no es rígido, sino que esta abierto al cambio, a una búsqueda constante de nue- vos conocimientos, a tolerar la incertidumbre y tener la suficiente agudeza y flexibilidad para rectificar, inte- grar y cambiar.

Como ha expresado el eminente psicólogo Dr. Roberto Opazo Castro, que la predicción en los siste- mas biológicos es compleja porque son muchas las variables involucradas en el procesamiento del input y si el propio caos se rige por algunas regulaciones podemos aspirar a que la dinámica psicológica admita una regulación mayor, ya que pequeños cambios en el input cognitivo inicial pueden devenir en grandes cam- bios en el output.

El modelo integrativo no integra enfoques, ni inte- gra autores, integra paradigmas. Se estructura sobre la base de paradigmas, y parte hacia la búsqueda del conocimiento que se genera por distintas vías.

La Psicología integrativa por lo tanto está abierta a todas las psicotécnicas que científicamente han demostrado su utilidad a través de su aplicación en diferentes ámbitos clínicos, en una unión de las psico- terapias del este y del oeste, valorando entre algunos ejemplos la relajación, la meditación, la visualización, la hipnosis, la programación neurolingüística, la musi- coterapia, la risoterapia, las diferentes modalidades de terapias individuales, de grupo y de familia y a su vez se hace énfasis en llevar a la persona a un nuevo esti- lo de vida que permita elevar su calidad de vida mediante el mantenimiento de su salud y la preven- ción de las enfermedades.

Algunas de las recomendaciones que propone- mos para mejorar el estilo de vida son las siguien- tes:
— Alimentación adecuada, que contribuya a una calidad celular y a disminuir el estrés oxidativo para lo cual hay que tener pre- sente una combinación eficaz de los ali- mentos, consumo diario de frutas, vegeta- les, legumbres, ácidos grasos esenciales y de oligoelementos y que incluya un consu- mo controlado.
— Hacer ejercicios físicos regularmente de acuerdo a la edad.
— Respirar correctamente y hacer ejercicios de respiración que permitan aumentar la capacidad pulmonar respiratoria.
— Eliminar hábitos tóxicos (café, tabaco, alcohol, drogas).
— Contacto íntimo con la naturaleza.
— En los aspectos psicológicos, trazarse objetivos en la vida, ser flexibles, comuni- cación armónica con los demás, tener una actitud coherente en la vida, optimismo y el correcto manejo de las emociones.

Consideramos que la Psiquiatría y la Psicología de la Salud deben proyectarse en la actualidad aten- diendo a un enfoque holointegrativo para lo cual pro- ponemos los siguientes aspectos:

Valorar la importancia fundamental de la Atención Primaria de Salud, centradas en la promoción de salud y la prevención de enfermedades.
Tiene que respetarse el criterio hipocrático “PRI- MUM NON NOCERE”, e ir del remedio más sim- ple al más complejo.
Este enfoque holointegrativo conlleva a la integra- ción de programas y actividades de atención coherente, armónica y lógica en relación con las verdaderas necesidades de la población, con lo que tiene que ser contextualizada y universal, con una cobertura de salud a toda la población, con equidad, donde todos tienen la posibilidad de tener acceso a la salud, garantizando la continui- dad de la atención en cualquier lugar del sistema. El paciente debe tener una participación activa en su curación y en el mantenimiento de su salud. Valoramos la actitud del paciente como factor de curación.

— El enfoque integra lo biológico, psicológico, social y espiritual del ser humano.
— Se hace énfasis en los valores humanos, la ética y el respeto a la autonomía del paciente.
— Valida científicamente todas las psicotécnicas empleadas e incorpora los adelantos científicos técnicos del desarrollo de la psiquiatría y la psico- logía de la salud.
— Valoramos que se necesita una transformación del modo en que se enfocan los problemas funda- mentales de la ciencia, al pasar de un pensamiento lineal, determinista y mecánico a un pensa- miento de la complejidad, con un enfoque holísti- co, sistémico y transdisciplinario.

El desarrollo de un nuevo paradigma de la cien- cia, con este enfoque holointegrativo, nos permite comprender mejor la complejidad con que nos movemos en la época contemporánea y afirmamos que actualmente sólo se puede abordar los proble- mas de la psicología de una manera integral y la aproximación que necesitamos para comprenderla debe ser holística.

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × 2 =