ABRE LA PRIMERA TIENDA SIN RESIDUOS EN REINO UNIDO

Como no vamos a poner cosas de interés general, cosas por la Salud, por la Naturaleza, tus gustos plasmados en nosotros. Somos tu identificación y hacemos las cosas que te gustan. Por eso te replico un artículo que encontramos muy interesante de esta fabulosa pareja que abre un concepto respetuoso…..¿a que seguro que habrá alguien que lo critique?. Si estuviera en España seguro que algún sector se molestaría y les obligaría a tener residuos, porque ser diferente y salirse de lo común en España esta castigado.

Les dejo el artículo sacado de www.traveler.es

“La idea se nos ocurrió después de leer un artículo sobre Unverpacket, en Berlín. Ofrecían comida sin empaquetar, y eso es exactamente lo que nosotros, como consumidores, necesitábamos. No había ninguna, así que la creamos“, nos cuenta Nicola.

Lo que desencadenó que su respuesta ante el problema fuera tan potente fue el hecho de mudarse a un edificio sin contenedores de reciclaje, pues, al poco tiempo de vivir allí, se dieron cuenta de la enorme cantidad de residuos que generaban cuando eran sólo dos.

Ahora, Nicola y Richard tienen un bebé, Willow, y están todavía más concienciados acerca del mundo que le quieren dejar a su pequeña. Para ellos, su tienda está ayudando a hacerlo realidad. “Ser amables con el planeta es un asunto que puede llevarse a cabo con diferentes acciones: tomando duchas más cortas, yendo en bici al trabajo y no usando aerosoles, por ejemplo, pero ¿y si la manera de la que compras se convirtiera en la forma más poderosa de activismo que llevas a cabo?“, se preguntan.

Así, en su tienda, los productos se venden a granel, y se compra sin bolsas. Cada uno lleva un contenedor del tipo que quiera –vale con que quepa en el peso del local, para poder medir la cantidad de producto que el consumidor se lleva- y lo llena con el alimento que prefiera. Además, también tienen aparatos que convierten en mermelada cualquier combinación de frutos secos que el cliente desée (y por lo visto, es todo un hit entre los consumidores).

“Esa es la mayor diferencia entre abrir una tienda como la nuestra y otra tradicional. Todo es a granel, y la mayoría de las cosas vienen en sacos de 20 kilos, lo que supone un compromiso económico muy grande para empezar. Además, hemos tenido que gastar mucho tiempo y energía en adecuar el lugar, en elegir unos contenedores de comida que funcionasen bien, etc. Las típicas estanterías de comercio no habrían funcionado”, nos explica Nicola.

Asimismo, también la elección de lo que se vende es de lo más cuidadosa. De este modo, no sólo los alimentos proceden de cultivos orgánicos, sino que también el resto de productos debe sobresalir por su no impacto al medio ambiente y su manufactura, local y sostenible. De hecho, hace poco, retiraron de sus estanterías una marca de limpieza supuestamente ecológica porque descubrieron que no lo era tanto…

No obstante, para ellos, el esfuerzo ha merecido la pena: “La comunidad local ha sido maravillosa con nosotros, aprecian y apoyan muchísimo a Earth.Food.Love.”, nos comenta Nicola. “Cada vez que haces una compra, estás emitiendo un voto sobre el tipo de mundo en el que quieres vivir. Nosotros queremos un mundo sostenible, libre y floreciente que puedan disfrutar las futuras generaciones”, resume la pareja.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × uno =